Tráfico de drogas en Francia, detención, penas y defensa

crímenes de guerra abogado penalista

- En el país requirente existe riesgo para la vida del acusado. El narcotráfico es una actividad ilícita que redunda harto frecuentemente en este tipo de riesgos. El acusado puede enfrentarse en el país requirente al peligro de perder la vida a manos de otros narcos con los que mantuvo relaciones de rivalidad, o si se difunde el rumor de que está colaborando con las autoridades de los cuerpos anti drogas. Máxime si se trata de países donde las redes del narcotráfico se infiltran hasta las altas esferas del gobierno, la justicia y la política, de modo que se facilita mucho llegar hasta una persona que se quiere eliminar aunque este bajo custodia, incluso especialmente gracias a ello.
- El acusado presenta condiciones médicas que comprometen su salud, o que requiere de tratamientos de alta especialización, no disponibles en el Estado requirente, o muy deficientes.
- En el Estado requirente se le da un tratamiento penal excesivamente severo a la tipología penal que se enfrenta, en comparación con la legislación penal del Estado requerido, incluso por encima de la media internacional. Por ejemplo, lo más frecuente a escala global es que los cargos por posesión o tráfico en pequeña escala no generen penas muy severas, o que el tráfico asociado a sustancias de muy escaso poder perjudicial y cantidades insignificantes no se sancione tan reciamente, o, al menos, se observa una considerable diferencia entre estos niveles de gravedad. Sin embargo, existen algunos países donde cualquier modalidad asociada a las drogas es penalizada con sanciones extremadamente duras. Cuando la actividad como narcotraficante lleva aparejada además la comisión de asesinatos, en algunos países se puede aplicar incluso la pena de muerte o la cadena perpetua.

En nuestro Bufete puede encontrar información y asesoría para cualquier situación legal por la que se encuentre transcurriendo, pero, prestamos un servicio especializado para los casos de tráfico de drogas, esta peculiaridad viene dada por la acumulación de experiencias en este tipo de transgresión y por la capacidad de los abogados que integran nuestro bufete en cuestiones penales como esa. Para ser representado por nuestros licenciados, o simplemente informarse sobre estas vulneraciones solamente debe contactarnos, le atenderemos y le aseguramos satisfacer sus necesidades.

¿Qué supone el tráfico de drogas para las normativas francesas?

Para las leyes de la nación francesa, el tráfico de drogas, significa un conjunto de acciones que se materializan para facilitar el consumo de las drogas ilegales a terceras personas. El ordenamiento jurídico estipula además, agravantes para los funcionarios estatales que favorezcan, participen y permitan conscientemente toda diligencia de preparación, cultivo, almacenamiento, venta y transportación de las sustancias tóxicas. Igualmente señala las cantidades y clasificaciones de las drogas para que pueda tipificarse el delito de tráfico.

¿Es lo mismo consumir los enervantes que traficarlos ante la ley penal de Francia?

reciclaje de bienes y dinero abogado penalista

Consumir las drogas para satisfacer intereses individuales o personales, no posee la misma trascendencia jurídica que traficarla, como le hemos explicado, comercializarla supone varias actividades, que de llevarse a vías de hecho, proporcionan elevadísimos beneficios económicos, sin embargo, el consumo personal no genera la onerosidad del tráfico, pero además, se evidencia cuando afecta el normal desarrollo del sujeto en la vía pública y cuando la cantidad incautada no es suficiente para que sea entendida como destinada al tráfico de alucinógenos. Esta es la diferenciación que recoge la regulación francesa en materia de estupefacientes.

¿Cuáles son las penalizaciones que determina la ley en cuestión para el delito de traficar drogas?

Las sanciones por la comercialización de los estupefacientes varían según la acción que realice el sujeto inculpado, de modo que, por la transportación, suministro, venta, utilización o adquisición ilegal y posesión, la condena que se impone es de diez años de privación de libertad. Para las actividades que supongan la venta o suministro al personal para consumir de manera personal, las sanciones son de cincos años de prisión, este actuar es la llamada venta al menudeo.

La ley recoge una agravante para esta última conducta delictiva, la que radica en agregar diez años a la sanción si se facilitase la droga a menores de edad, o si la venta fuese perpetrada en instituciones de enseñanza o en oficinas pertenecientes a la administración pública.

Ahora, para las diligencias de fabricación, preparación o producción de las estupefacientes la condena principal sería de veinte años de cárcel.

posesión de armas abogado penalista

¿Qué debe conocer sobre las detenciones consumadas por este delito?

Las detenciones que se realizan por parte de la autoridad competente, por ser usted sospechoso de haber cometido una transgresión de esta envergadura, se dirigen a apresarlo para encontrar los elementos suficientes que lo incriminen como autor del delito de tráfico de drogas. Por tanto, una vez usted aprendido, la actividad primordial que promueve el órgano policial que investiga el caso, es un registro a su domicilio o cualquier otra propiedad dada lo mismo a la fabricación o almacenamiento de los estupefacientes, para que esto sea posible el funcionario encargado debe presentar una orden de registro o cateo, que lo autorice a realizar esta acción. Es importante que usted conozca que, aun y cuando se encuentre bajo detención tiene derecho de participar en el registro, y que desde ese momento pueda contar con la asesoría de un abogado.

Las detenciones pueden producirse por haberlo encontrado suministrando o vendiendo las sustancias alucinógenas, o si, con anterioridad usted ha sido investigado o denunciado, y ya se tienen en su contra ciertas pruebas que lo vinculen con la venta o proporción a las personas de las drogas ilegales.

¿En qué lo beneficia contratar a un abogado en estos casos?

El delito de tráfico de drogas, es altamente penado por la legislación francesa, por tanto, contratar los servicios de un abogado desde que es detenido constituye el aseguramiento del cauce positivo de su acusación. Toda la labor que realiza el letrado le beneficiará a usted, puesto que es su máxima velar por el cumplimiento de los derechos que a usted le son conferidos. De forma que, desde la detención, si el licenciado lo acompañase, usted pudiera librarse de cumplir la detención en prisión, pues su abogado establecería una medida cautelar que supla la prisión, alegando los fundamentos que le permitan implementar esta acción legal.

abogado penalista italiano Castellón de la Plana España

No obstante, no acabase su caso por no caer la detención, el letrado lo representa durante el proceso penal, para defender sus derechos en cada etapa del mismo, y de este modo hacer variar la sentencia hacia los límites mínimos que se estipulan para el tráfico de estupefacientes.